La imagen corporativa y la identidad corporativa de una empresa son conceptos frecuentemente confundidos entre sí. Y es pueden llegar a resultar algo lioso, e incluso y dar lugar a equivocaciones entre profesionales del sector.

En este artículo, vamos a explicarte de manera muy sencilla la diferencia entre estos términos, para que nunca más los confundas.

IMAGEN CORPORATIVA

Empecemos por la imagen corporativa. Nosotros lo resumimos en tres palabras: es “el ser de la empresa”, ni más ni menos. ¿Pero a qué nos referimos con esto? Básicamente, es la percepción que tiene el cliente sobre una marca en su mente. Pongamos un ejemplo: Seguro que conoces a alguien que te cae mal. Esto no sería posible si no tuvieses una imagen en tu mente sobre él, ¿verdad? Pues el caso de las empresas es igual. Si tus percepciones, interacciones o vivencias con ella son negativas, la imagen corporativa de la empresa que se perciba también lo será.

IDENTIDAD CORPORATIVA

Por otro lado la identidad corporativa es, resumidamente, la representación visual de la propia imagen corporativa. Esta debe ser coherente con el ser de la empresa y comunicar todos los valores y la cultura de la misma. ¿Cómo se consigue esto? Pues, por ejemplo, mediante un logotipo, los colores corporativos y el resto del diseño corporativo. Te recomendamos que, si quieres saber qué hay que tener en cuenta para reconocer un buen logotipo, visites este artículo https://uptobemarketing.com/consejos-diseno-logotipo/.

Por tanto, aunque el propio término puede confundir en un principio, la imagen corporativa es el ser de la empresa y la identidad corporativa es la representación visual de esta misma. No son lo mismo, pero están estrechamente relacionadas y hay que cuidar y trabajar a la perfección ambas, con el fin de posicionarnos en el mercado y en la mente de nuestro público objetivo.

Por último, si te ha gustado este post, compártelo y no dudes en pasarte por el Blog de UpToBe, ¡seguro que hay más publicaciones de tu interés!

Share This