El nuevo Reglamento General de Protección de Datos se hará efectiva el próximo 25 de mayo. Si no sabes qué medidas tomar, nosotros te lo contamos. ¡Es hora de adaptar tu web!

El RGPD entró en vigor el 25 de mayo de 2016 con el objetivo de que los ciudadanos de la Unión Europea tengan un mayor control y protección sobre sus datos personales en el entorno digital. Este nuevo reglamento es más estricto que el anterior pero proporciona mayor confianza a los consumidores y, al mismo tiempo, fomenta los negocios.

Entonces, ¿quién debe aplicar este nuevo reglamento? Además de las instituciones y organizaciones de los Estados de la Unión Europea, deben aplicarlo también todas las empresas que operan en la UE, sin importar donde tengan su sede y aquellas empresas que recojan datos de ciudadanos europeos.

 

¿Qué objetivos debes cumplir al adaptar tu web?

Para adaptar tu web al nuevo RGPD, deberás tener en cuenta los siguientes objetivos:

  • Con un lenguaje sencillo, transmitir a los consumidores quién eres cuando solicites sus datos, por qué los tratarás, durante cuánto tiempo los guardarás y quién los recibirá. Tanto si eres tú quien tratará los datos o si lo harás para un tercero
  • Olvídate de las casillas automarcadas y pide un consentimiento expreso, tanto si eres tú quien tratará los datos o no. El usuario debe saberlo.
  • Muéstrales el procedimiento para acceder a sus datos, modificarlos, eliminarlos, mantenerlos por un tiempo limitado o enviarlos a otras empresas.
  • Si existe algún peligro de brecha de seguridad, los usuarios tienen derecho a que se les informe, en un  plazo de 72 horas, para ver qué procedimientos han de seguir para evitar cualquier violación de sus datos.
  • Deja que el usuario decida si quiere recibir publicidad directa o no, como es el caso de las newsletter.

 

¿Cómo puedes adaptar tu web al nuevo RGPD?

  • Integra un Delegado de Protección de Datos (DPP): Analiza tu empresa y si el volumen de gestión de datos es muy alto, plantéate integrar la figura del DPP.
  • Adapta tu Política de Privacidad y de Cookies: deberás garantizar la transparencia y la seguridad en el tratamiento de los datos personales de los consumidores.
  • Añade un certificado SSL: este certificado permitirá mostrar tu web como segura y transmitirá todos los datos de forma cifrada.
  • Pide un consentimiento expreso para cualquier acción: ya sea para rellenar un formulario, hacer una compra, crear un usuario o publicar un comentario; mostrando para qué finalidad utilizarás cada dato requerido.
  • Instala un software de seguridad: Tienes que saber si tu web puede sufrir alguna brecha en la seguridad y deberás informar a los usuarios si esto ocurre.

 

Como vemos, los cambios son muy específicos y el incumplimiento del RGPD puede conllevar una multa de hasta 20 millones de euros. Así que, tienes hasta el 25 de mayo para adaptarte.

Para más información puedes visitar:

 

¿Cómo adaptar tu web al nuevo RGPD?
4.7 (93.33%) 6 votes

Share This